Toda nuestra lencería fetiche

¿Qué es el fetichismo?
¿En que consiste añadir lencería fetiche en tus relaciones sexuales?

El fetichisimo es una gratificación sexual con el contacto de prendas de ropa del sexo opuesto o una parte de su cuerpo que normalmente no son los genitales. Normalmente esta gratificación viene siendo con la lencería puesta. 
Los fetichistas sienten atracción por algún objeto o parte del cuerpo poco común.
De manera habitual, con la lencería fetiche se pueden mantener las relaciones sexuales, ya que el morbo del fetiche, es ver estas prendas de ropa sobre el cuerpo de su pareja sexual. 
En Regalos4u disponemos desde el corsé más entallado de cuero, hasta las medias de red más sexys...Selecciona los que más te gusten y en cuestion de 24-48h los recibirás con total discreción y envío gratis si superas los 49€ en tu pedido. 
 

Algunas investigaciones aseguran que las áreas del cerebro de los pies y los genitales se encuentran muy próximas y conectadas

 

Tipos de fetichismos:

1. Los que se excitan con diferentes partes del cuerpo descartando los genitales. Siendo estas las manos, pies, orejas...
2. Excitación gracias a los detalles corporales de la pareja, ya sean tatuajes, piercings...
3. Lencería fetiche. Los corsés de cuero, las mascaras, las medias de red...
4. El cabello, una parte con la que muchos se sienten excitados a la hora de practicar sexo. En el caso de los hombres, se excitan cuando la mujer le acaricia diferentes partes de su cuerpo con el cabello, o estos les agarran del pelo mientras practican la penetración. 
En el caso de las mujeres, se excitan con una barba larga o una media melena de su pareja.
5. Objetos como las esposas, las cuerdas, los látigos...
 

En el sexo no hay reglas, todo vale siempre que haya respeto por la pareja sexual.

¿Cuáles son los fetiches más habituales?

El más habitual y del que siempre habrás oído hablar será el fetichismo de los pies. Excitación con solo ver unos pies sexys con uñas pintadas o alguna joya. El más habitual suele ser el anillo en uno de los dedos de los pies...a este fetich le puede excitar tanto ver los pies como tocarlos, masajearlos e incluso lamerlos. 

Excitación sexual gracias a diferentes vestimentas para los pies. Lo que más excita, son unos buenos tacones de color rojo. 

La lencería erótica es otro de los fetiches más habituales. Ocultar las zonas erógenas con prendas fetiche, es algo que les excita mucho. Un corsé de cuero brillante, unas medias tupidas o de red con agujero en las genitals...Toda esta lencería es capaz de provocar el deseo, reavivar la pasión y mejorar la autoestima.
 

Los azotes aumentan los niveles de endorfinas proporcionándonos más placer gracias al sentimiento de poder generado.

Juego de rol o BDSM

Los fetiches sexuales son mucho más habituales de lo que pensamos. Pueden ser de una gran ayuda para estimularnos y disfrutar de nuestra vida sexual de forma plena. 
Uno de los juegos más habituales y que más excita a la pareja sexual puede ser el de cambio de rol a la hora de practicar sexo. Dejar volar la imaginación y meterse en el papel puede ser algo de los más excitante para ambos. Desde clases particulares de alumna/o - profesora/or a la típica escena de doctor y enfermera. 
En el BDSM, atar a tu pareja a la cama, taparle los ojos y propocionarle placer de esta forma, es excitante para ambos.